16 septiembre 2005

Historias georgianas

Publicado por Nezavisimaya gazeta el 15-9-2005

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvilli, que se encuentra en Nueva York para asistir a la cumbre de la ONU, ha resuelto un serio problema financiero: junto con la secretaria de estado norteamericana, Conzoleza Rice, ha participado en la ceremonia de firma del documento de la entrega desinteresada de Washington a su aliado caucásico de 295 millones de dólares. De esta manera los Estados Unidos pusieron punto final a la discusión sobre la privatización des gasoducto principal de Georgia, por el cual fluye el gas ruso a Georgia y Armenia.

El primero en mencionar la idea de la privatización del gasoducto fue el ministro georgiano de reformas económicas Kaja Bendukidze. Explicó la necesidad de este paso por la falta de medios económicos en el presupuesto estatal: “tenemos grandes pérdidas en el gas importado, y no disponemos de medios económicos para la reparación del gasoducto.”, dijo Bendukidze a Nezavisimaya Gazeta. E principal candidato para la privatización era la empresa rusa Gazprom, cuya dirección mostró un gran interés en el negocio, y ofreciendo una cantidad de 150 millones de dólares. La oferta fue respaldada por el presidente Mijail Saakashvilli, que no vió ninguna amenaza en el hecho de que se tratase de una empresa rusa. “De todas formas el gas lo compramos de Rusia, y el suministrador es Gazprom. Para la seguridad energética del país no es importante quién sea el dueño del gasoducto. Si los rusos quisieran cortar el paso del gas podrían hacerlo en su territorio”- dijo Saakashvilli.

Sin embargo los opositores al proyecto aparecieron donde menos se esperaba. Contra la posible compra por Gazprom se manifestó enérgicamente el gobierno USA, quien hizo saber claramente a la dirección georgiana, que podría perjudicar a la efectividad de los proyectos de transporte a occidente del gas y petróleo del Caspio. Washington comunicó también que estaba dispuesto a proveer de medios para la rehabilitación del gasoducto, pero solo si éste continuaba en manos del gobierno georgiano.

En el documento firmado en Nueva York por el que se entregan a Georgia 295 millones de dólares no se dice ni una palabra de esto. Tan sólo se explica que es un premio par ael gobierno georgiano dentro del programa norteamericano del milenio. De esta forma Georgia recibe un premio por los éxitos en la construcción de una sociedad democrática y en el desarrollo de una economía de mercado. Como dijo la secretaria de estado Condoleza Rice, el dinero es un reflejo de la colaboración entre Georgia y los Estados Unidos. Además prometió que el apoyo económico aumentará. En su respuesta Saakashvilli agradeció a Washington su apoyo a la democracia, y subrayó que ninguna de las antiguas repúblicas soviéticas ha recibido tanta ayuda.

En Tbilisi han decidido agradecérselo a los americanos a su manera. Por iniciativa del alcalde Guga Ugulava se estudia renombrar a una de las calles de la capital en honor del presidente USA George Bush. La oposición considera que es inadmisible y poco ético poner a una calle el nombre de una persona viva. Algunos de los representantes de los grupos “Nueva derecha” y laborista consideran que no es xxx ni ético poner a un acalle el nombre de una persona viva, además sin su conocimiento y permiso, en un momento de gran caída de la popularidad de Bush a causa de la catástrofe de Nueva Orleans. Sin embargo la cuestión ya ha sido resuelta pues en la calle Melanskaya ya han aparecido carteles con la inscripción “George Bush Str.”.

Es curioso que la administración Bush abogue en contra de una privatización a favor de la mejor oferta, y defienda que una propiedad siga siendo estatal. A veces lo del libre mercado parece que se olvida.

3 comentarios:

César dijo...

Mejor que actives la protección anti-spam, Iñaki. Detrás de éste puede que vengan más. Te han trackeado sus robots.

Lo de los chicos de Tblisi, sin comentarios ...

Iñaki dijo...

La acabo de activar. Últimamente me había empezado a llegar mucha porquería.
Reapecto a los georgianos, leí unas declaraciones muy divertidas de Saakashvilli en que decía que ingresarán en la UE cuando el hombre pise Marte. Me parece que las dificultades técnicas de ese viaje son mayores de lo que creen algunos...

Nurgle dijo...

Creo que los norteamericanos hacen lo que siempre han hecho: "no importa que sea un hijo de puta, mientras sea nuestro hijo de puta"