07 marzo 2006

Entrevista: Mijail Gorbachov


Entrevista concedida por Mijaíl Gorbachov al periódico Komsomolskaya Pravda, con motivo de su 75 cumpleaños. Es interesante que hace algunos días tambien Borís Yeltsin cumplió 75 años. Podemos leer la entrevista a Yeltsin y comparar a los personajes. Incluso con preguntas sin excesiva profundidad en ambos casos consiguen sacar algo de los personajes, mostrar cómo son, ver cuáles son sus defectos y sus virtudes. Y desde luego, incluso con todos sus evidentes defectos como político (que no como persona) Gorbachov le da mil vueltas a Yeltsin.

(Gracias a Antonio Lite por mostrarme esta entrevista)


- Disculpe que se lo diga, Mijaíl Sergueevich, pero en los últimos cinco años, desde su última entrevista para KP, ha envejecido usted considerablemente.

- Qué le vamos a hacer, no me hago más joven.

- ¿Y qué edad siente usted que tiene?

- Sabes, leí las conclusiones del Congreso Internacional de Gerontología en Brasil. Allí dieron definiciones de cada edad. De los 64 a los 75 es la edad madura. Y con más de 75 la vejez.

- De todas formas, es difícil imaginarse a Gorbachov como un jubilado tranquilo. ¿Sigue usted viajando por el mundo?

- Sí, hay que hacerlo. El año pasado estuve de viaje casi medio año, debido al 20 aniversario del comienzo de la perestroika. Constantemente doy conferencias por todo el mundo.

- ¿Sigue teniendo éxito en las conferencias?

- Se juntan salas de 3 -10 -15 mil personas. Los americanos, yo no lo sabía, vendían entradas para mis conferencias a 100 dólares. Así que aún soy muy solicitado.

- Y ¿le pagan a usted mucho por sus intervenciones?

- Bastante bien

- Me gustaría saber a cuánto asciende ese bastante bien.

- No voy a ser modesto, hay muy poca gente en el mundo, uno de ellos es, por ejemplo, Bill Clinton, a los que les paguen tanto.

- Es decir, que usted sigue siendo un objeto preciado.

- Digamos que sí. Y yo lo aprovecho. Tengo que mantener mi Fundación. Además tengo una serie de obligaciones: La Cruz Verde Internacional, el Forum de Política Internacional, la organización “Diálogo de San Petersburgo”, fundada a iniciativa de Putin y Schroeder. Y no tengo otras fuentes de financiación aparte de mis libros y mis conferencias.

- Pero usted, seguramente tiene una buena pensión.

- Algo más de mil dólares. 40 veces el sueldo mínimo legal. Mi nieta mayor gana más que yo.

- ¿Y de dónde le viene esta pensión?

- De un decreto de Yeltsin de septiembre de 1994. Después de que yo dijera en una entrevista que mi pensión era de 3-4 dólares.

- ¿Cómo va a celebrar su cumpleaños?, ¿ha invitado a mucha gente?

- Los detalles me los ocultan. He oído que va a haber un concierto. En una palabra, me preparan una sorpresa.. No he invitado a mucha gente. Sólo aquellos a los que realmente quiero ver. Habrá colegas de la política y amigos de Stavropol, periodistas y actores. Gente diferente. He invitado a Egor Ligachov. Aunque nos separamos al final de la perestroika, seguimos manteniendo buenas relaciones. Yo le respeto mucho. Cuando el padre de su esposa cayó víctima de la represión de Stalin, el no repudió a una “hija de un enemigo del pueblo” para mantener su carrera. Para mí esto es un criterio de calidad humana para valorar a una persona.

- Y de sus colegas, antiguos y actuales jefes de estado, ¿Quién estará?

- Margareth (Thatcher) por desgracia está enferma y probablemente no vendrá. Bush padre tampoco podrá venir. Ha prometido mandar una comunicación por video. Estarán Kohl y Genscher.

- ¿Sigue usted lo que sucede en Rusia y a su alrededor?

- Lo sigo muy atentamente.

- ¿Y? ...

- Hay muchos problemas. Pero predomina lo positivo. Aunque sea sólo por haber sacado al país del caos yeltsiniano Putin pasará a la historia. Puede que el no siempre actúe con decisión, pero lo hace correctamente. Y se siente que no confía en su gobierno, ni en la Fuma. Hace tiempo que digo que con estos chicos habrá problemas, Tomemos por ejemplo la monetarización de los beneficios sociales. arrastraron a los jubilados a las calles heladas. Y se nos plantea entonces la pregunta, ¿qué gobierno tenemos que hace tal ley?

- ¿Pero qué es lo que impide a Putin cambiar a los ministros?

- Es lo que yo me pregunto, - agita sus manos Gorbachov. - Y todavía se habla de la educación y medicina de pago., Si los médicos y maestros se echan a la calle yo estaré con ellos.

- ¿Cuando se vio por última vez con Putin?

- Hace muy poco. Pero yo no le hablo de todo esto. No le quiero imponer nada. El presidente tiene un trabajo difícil, yo sé de esto, y no hay que molestarle.

- Ahora Rusia está casi en guerra con Ucrania y con Georgia. ¿Por qué se enfadan así con nosotros?, ¿qué hacemos mal?

- Hay errores de nuestra parte y de la de ellos. Pero le diré algo: uno de los motivos principales de todo esto es que Rusia ha empezado a levantarse. Se está haciendo fuerte y lleva la política de un país fuerte.

- Con usted se disolvió la Unión. ¿Cree que algún día volverá?

- Según las encuestas, la mayoría de los ciudadanos de la antigua URSS lamentan su disolución. Pero cuando se les pregunta si quieren que se vuelva a formar de nuevo, apenas el 9% contestan afirmativamente. Puedo creer lo que sea, pero una segunda URSS, por supuesto, no la habrá. Tal vez una cierta unión económica. En primer lugar entre Rusia, Bielorrusia, Kazajstán y Ucrania.

- En Occidente algunos dicen que Putin intenta resucitar la URSS. Que vuelve el orden soviético...

- No estoy de acuerdo. pasos atrás puede ser, y los hay, pero una vuelta al pasado es absolutamente imposible. La gente no lo permitirá nunca.

- Hace un mes también Boris Yeltsin celebró su 75 cumpleaños. Le acusó a usted de conocer la preparación del golpe de estado, dice que tienen documentos que lo confirman.

- Mintió. Escríbalo así. Mintió.

- ¿Usted no siente ninguna culpa en esa historia?

- No rechazo mis culpas. Y asumo la responsabilidad por todo lo que sucedió en el país cuando yo era el jefe de estado.

- ¿Podría usted, como Yeltsin, al irse decir a la gente: “perdonadme”?

- Yo no soy Yeltsin. Y yo no tengo nada de que arrepentirme.

- ¿Lamenta usted algo que hizo, o al contrario, que no hizo?

- Lamento no haber mandado a Boris Yeltsin a comprar limones a alguna república bananera.

- ¿De embajador o algo así?

- De diplomático. Es broma. En general no lamento nada.

- Pero en conjunto la opinión de la mayoría de los rusos sobre usted, al igual que sobre Yeltsin, por decirlo suavemente es ...

- Lo sé. Pero esta opinión cambia. Las encuestas de hace 10 años muestran que la idea de la perestroika era rechazada por el 45%, y el año pasado solo por el 31%. Hace poco me cambiaron en la dacha las ventanas. Tuve que ordenar papeles. Y apareció un libro editado en Ucrania que se titulaba “El principe de las tinieblas”. Después encontré un artículo de periódico donde se decía que era un enviado de Dios: de Satán a un enviado de Dios.

- La principal queja contra usted es su debilidad en la dirección del país. ¿Reconoce este “pecado”?

- ¿Qué debilidad, si dirigía un país en el que se hablaban 225 lenguas, había 10 husos horarios? Sí, pude haber utilizado la fuerza para acabar con los conflictos, barrer a los conspiradores, quedarme en el poder. Pero entonces no habría sido Gorbachov.

Lo principal es que la gente en el país cambió. No quisieron seguir siendo un rebaño. Y en lo referente a las acusaciones de debilidad, sabes, mejor que me consideren débil que no un ambicioso de poder.

- Revélenos un secreto: ¿para qué comenzó la perestroika? Usted podría haber seguido otros 20 años en el Kremlin sin problemas.

- A veces mis colegas me dicen eso. En bromas, por supuesto. Podría haber renovado alguna cosa, remendado otra y seguir en el sillón de secretario general hasta ahora. Pero era imposible vivir como antes. Vivíamos en un país educado, con una ciencia sensacional, un 42% de las materias primas del mundo. Pero todos esos medios se quemaron en la carrera de armamentos. Occidente pasó a un nuevo nivel de desarrollo y nosotros nos retrasábamos cada vez más. Y el pueblo se ahogaba en esta falta de libertad y perspectivas.

- ¿Como resultado ustedes perdieron la guerra fría contra Reagan? ¿Firmaron la capitulación?

- Esa guerra la perdieron todos. En la carrera de armamentos ambos bandos gastaron 10 trillones de dólares. Y cuando se salió de ella ganamos todos.

- Algunos no lo piensan así. Había dos superpotencias y ahora están sólo los USA como gendarme mundial.

- Esto tampoco durará mucho. Los propios americanos no quieren ser gendarmes. Y el que se han empantanado en Irak lo van a seguir lamentando mucho tiempo. Rusia tiene ahora una oportunidad única: jugar el importante papel de pacificador en todos los conflictos importantes.

- ¿Cómo será nuestro país dentro de 20 años?

- No me gustan los pronósticos. Pero soy optimista por naturaleza y creo que Rusia tienen un gran futuro.

- ¿Cree usted en Dios?

- Toda mi familia era creyente. A mí me bautizaron en la infancia. Y aunque mi padre y mi abuelo eran comunistas, tenían un icono con una lámpara. Y al lado los retratos de Marx y Lenin. Así que en nuestra familia había paridad entre la fe y la ideología.

Yo no voy a la iglesia. Considero una hipocresía cuando la gente va con velas para hacerse ver en televisión. Pero en la época de la perestroika reuní a los líderes de las distintas confesiones de la Unión Soviética en la sala del politburó y allí hicimos la ley de libertad religiosa. Una ley que, por cierto, aún no tienen análogos en el mundo.

- Los miembros de su familia se han convertido en personajes famosos. Su nieta mayor Xenia cada vez aparece más en los periódicos, por su matrimonio, su divorcio, su nuevo amor. O su hija Irina que se ha casado por segunda vez...

- Son personas adultas, que tienen su propia vida. Soy feliz de que Irina haya encontrado a una buena persona. Xenia también ha elegido. A ella le gusta su trabajo. La pequeña Nastya todavía estudia en el MGIMO, periodismo, por cierto. Y se está convirtiendo en una persona muy interesante.

¿Viven ustedes en la misma casa?

- Yo vivo en la dacha. La misma en la que vivía cuando era secretario del comité central. El piso presidencial me lo quitaron al día siguiente después de que dejé de ser presidente. Y después los líderes de la CEI decidieron darme una dacha más sencilla. Irina vendió hace poco su piso de Moscú y compró una casa al lado de la mía. Así que vivimos en dos casas. Pero estamos juntos todo el tiempo.

- ¿Utiliza usted algún medio para mantener el vigor? ¿Se ha realizado operaciones plástica?

- Todo eso son tonterías. No se puede engañar a la naturaleza. Intento simplemente mantener el peso. Aunque no siempre lo consigo. Sobre todo en los viajes, cuando hay que comer y beber en actos públicos constantemente. Después me pongo a dieta.

- ¿Qué dieta?

- Intento simplemente comer menos pan y dulces. Y en general comer menos. Incluso alguna vez he hecho la estricta dieta de Volkov. Cada 6 meses me hago un análisis de sangre y el médico me recomienda lo que puedo hacer y lo que no. Cuando estoy en Moscú, camino cada día 6 kilómetros. Hago esto desde que me casé con Raisa Maximovna. Irina me regaló una bicicleta estática. Es lo que hago para mantenerme en forma.

- ¿Y no ha intentado quitarse su famosa mancha de la cabeza?

- Me lo ofrecieron. Pero ¿para qué quitarme la señal por la que se me conoce? Dejarían de reconocerme. Por cierto, a veces me pongo una gorra, gafas oscuras y paseo tranquilamente por la calle.

- Mijaíl Sergueevich, el destino le ha sonreído. ¿Es usted feliz?

- Se dice a menudo que no hay reformadores felices. Puede que sea así. Pero yo me considero feliz. Si estuviera a mi lado Raisa Maximovna...

P.S.

Esta entrevista con Mijaíl Gorbachov tiene una historia curiosa. La conversación se grabó la víspera del incendio en el periódico, y las cintas se quemaron.

Hubo que volver a repetirla. ¡Gracias a Mijail Gorbachov por su paciencia y aprecio por los lectores de Komsomolskaia Pravda!


Olga Vandysheva

3 comentarios:

mayabalamkan@msn.com.mx dijo...

Iñaki:
Te agradezco mucho el interes q pones por las grandes personalidades q con su actuación u omisiónes han cambiado el rumbo de la historia del mundo. gorvachov es un ejemplo de lo q menciono; por lo menos para mi. Ignoro si haces las traducciones pero de cualquier manera el hecho de ponerlas al alcance de todos es un esfuerzo q se agradece.

Soy mexicano,del estado de Yucatán cuya capital es Mérida, (como la de ustedes) con casi 65 años (31 de diciembre próximo), padre de 3 hijos y una nietecita de 12. Lamento mucho las condiciones en q les vamos a heredar este mundo a nuestros hijos, la balanza de poder, desgraciadamente inclinada actualmente hacia un solo lado (USA)no deja q la brújula de la política se acomode adecuadamente. Estos gringos (sabes por q les decimos "gringos"?)creen ser los iluminados y poseedores de la única verdad, la de ellos naturalmente. Estoy harto de escuchar noticias donde la sangre de cientos de inocentes corre impunemente y nadie responsabiliza a nadie. Dejar hacer,dejar pasar, q lamentable actitud frente a tanta ignominia!!.
Retomaré mi intención primaria, a Gorvachov le reconozco la hombría de dar un golpe de timón en el devenir histórico de su pais, tuvo el valor civil de exponerse y lo hizo en el momento oportuno, ni antes ni después, se abrió al diálogo con todas las corrientes de pensamiento y entabl´´o contacto con líders políticos y religiosos. Es un hombre digno de respeto y reconocimiento.
He querido escribirle para hacerle saber mi sentir con respecto a él y enviarle mis respetos como hombre de mundo q es. Se le debe reconocer la aportación q nos legó a todos los hombres q vivimos en su mismo momento histórico y a los cuales él definió, acabando con la estúpida e innecesaria guerra fría.
Solo faltó q los del otro bvando siguieran su ejemplo.
Yo me pregunto con q cara o sustento moral los gringos pueden pedirle(no solo a Norcorea o Irán q suspendan sus investigaciones nucleares)si no a cualquier pais del mundo q no lo hagan, cuando ellos y sus socios tienen juntos un arsenal capaz de acabar cientos de veces con este planeta haciéndonos volar en átomos.
Me estoy extendiendo demasiado, solo entré a tu portal para darte las gracias por el esfuerzo y mira hasta donde he llegado.
No te distraigo mas, te dejo un saludo cordial, fraterno y te hago llegar un abrazo afectuoso.

P.D. A los "gringos" les decimos peyorativamente así, por q aquí, en el transcurso de nuestra historia, hemos sufrido varias "visitas obligadas" de sus tropas, y nos han despojado de más del 40 % de nuestro territorio original. Bueno, definiendo, durante sus intervenciones armadas, han desfilado ostentosamente por las calles de nuestra capital nacional, en calidad de "aguerridos soldados" y recordarás q sus uniformes son de color verde olivo, q en inglés se dice: Green. Entonces al desfilar, los ciudadanos enardecidos les gritaban "green go" (verde, vete!!!)haciendo alusión a su manera de vestir. Derivando a la palabra actual:"GRINGO".

Aquí en México tenemos un dicho q lo dice todo hacerca de nuestro destino en reclación con nuestros vecinos del norte: "Tan lejos de Dios y tan cera de los Estados Unidos". Ni modo así es la vida.
Abur, Vale pues! un abrazo.

Iñaki dijo...

Muchas gracias por su comentario. El recibir halagos por el trabajo (las traducciones son mías, salvo un par de casos) realizado anima a seguir.

Anónimo dijo...

Como lamento la caida de la URSS, era el equilibrio del mundo, la esencia comunista supero con creces al capitalismo en igualdad, proteccion del pobre y sustento, a Russia le espera un futuro brillante, Mijail, gracias a ti entendi el comunismo y repudié gente que lo manchó, como Stalin