30 junio 2005

Más problemas con los vecinos

Los polacos y lituanos se ofenden por la falta de atenciones por parte de Rusia. Para que otros sean amables contigo, primero tienes que serlo tú con ellos, pero ahora, con amigos poderosos se han debido olvidar de ese principio de la buena educación.

Publicado en Izvestia el 29 de junio de 2005
Ayer Rusia nuevamente, tras el desacuerdo sobre la ratificación del acuerdo de delimitación de fronteras con Estonia, se encontró en el epicentro de un escándalo diplomático: la dirección polaca expresó su malestar por no haber sido invitada a la celebración del 750 aniversario de la ciudad de Kaliningrado. “No entendemos la falta de invitación a los altos representantes de los estados vecinos, me refiero a Polonia y Lituania”, - dijo el presidente polaco Alexandr Kvasnevski (ni él ni el presidente lituano Valdas Adamkus fueron invitados). Moscú, que invitó a la celebración a los presidentes francés y alemán, considera que no hay nada extraño ni ofensivo en su actitud. “El aniversario de Kaliningrado es, por encima de todo, un acontecimiento para Rusia”, - explicó el ministro de asuntos exteriores Serguei Lavrov.

- Nuestro presidente ha expresado clara y firmemente que no comprende tal falta de atención por parte de un país vecino, - dijo a Izvestia el cónsul polaco en Kaliningrado, Yaroslav Chubinski.

Ayer, de manera inesperada, se informó desde la agencia francesa AFP que Alexandr Kvasnevski estaría de todas formas el 1 de julio en Kaliningrado.

- No he recibido hasta el momento ninguna instrucción al respecto, dijo categóricamente Chubinski.

En el enclave ruso consideran que el rechazo a invitar a los presidentes polaco y lituano traerá consecuencias económicas graves para la región.

- Es una decisión emocional, no pragmática, - expresó a Izvestia el presidente de la fundación “Política y estrategia regional”, el diputado del parlamento regional Solomon Guinzburg. Ahora nos podemos olvidar de conversaciones efectivas para solucionar el problema de Kaliningrado.

Ambos países vecinos son los mayores inversores de Europa en el enclave ruso. Tiene una gran influencia en el presupuesto regional la cooperación de Kaliningrado con los puertos de Klaipeda y Gdansk. Ahora, sin tener en cuenta las normas cambiantes sobre transportes por carretera por Lituania, la situación puede complicarse. Antes, en situaciones similares, Rusia podía amenazar con abrir una nueva vía de tránsito por Polonia. Ahora, los politólogos locales excluyen totalmente esta opción.

La posición oficial de Moscú es diplomática pero de doble sentido: el aniversario de Kaliningrado es una celebración ante todo rusa: es cierto que han sido invitados Chirac y Schroeder, pero para asistir a la tradicional reunión de la “troika” que tendrá lugar el 3 de julio.

”Este es un acontecimiento independiente dentro de los acuerdos políticos existentes”, - dijo Lavrov. Es decir, no son invitados a la fiesta, sino colegas que van a verse con Putin. El canciller alemán, que perderá su puesto próximamente, ciertamente irá a Kaliningrado para la ceremonia en que se dará el nombre del filósofo Emmanuel Kant a la universidad. El filósofo está enterrado en Kaliningrado. “Así que no es sorprendente la asistencia de Schroeder a la ceremonia”, - aclaró Lavrov. En opinión de fuentes cercanas a los organizadores, con ello Moscú quiere mostrar a Lituania y Polonia a quién considera sus amigos.

En el cuerpo diplomático ruso tienen otro argumento para asegurar el “carácter interno” de la celebración. Lavrov explicó que un elemento clave de la celebración del 2 de julio será la celebración de una reunión del Consejo Estatal bajo la presidencia de Vladimir Putin.

Los motivos del desagrado lituano y polaco no los puede entender Lavrov: “Esta información no responde a la realidad”. La dirección de la región de Kaliningrado, en palabras de Lavrov, “espera para las celebraciones a representantes de las regiones limítrofes de Polonia y Lituania”. Pero parece ser que no se encontrarán con Putin.
Según valoración de los observadores, la no invitación a Kaliningrado a los presidentes de Lituania y Polonia puede estar relacionada con dos causas:- El presidente lituano ignoró la invitación de Moscú para otro jubileo: la celebración de la victoria en la II guerra mundial, - dijo a Izvestia un alto cargo de la administración de Kaliningrado. ? nadie está dispuesto a olvidarlo. Y Kvasnevski mantuvo una posición de enfrentamiento a Rusia durante el periodo de las elecciones ucranianas.

- Qué tipo de aliados son éstos, - se enfadaba el turista polaco Yan Kazulski, que había venido expresamente a Kaliningrado para la celebración. ? En lo referente al presidente lituano, es comprennsible, pero no deberían actuar así con Kvasnevski.

La respuesta ya está preparada: el jefe de estado polaco tendrá un encuentro en unos días en Gdansk con su colega ucraniano Victor Yushenko.

En qué depende la región de Kaliningrado de Polonia y Lituania

Además de ser los mayores inversores en Kaliningrado, la región no puede recibir nada por tierra sin pasar por estos países. En caso de agravamiento de las relaciones podemos esperar un endurecimiento de las condiciones del abastecimiento de mercancías a la más occidental de las regiones de Rusia

Polonia depende del tránsito por Rusia
Rusia es para Polonia el principal proveedor de gas y petróleo. En los últimos cinco años el intercambio de mercancías entre ambos países ha crecido un 60%, hasta los 9000 millones de dólares. Pero aún más rentables para Polonia pueden ser los nuevos proyectos de transporte de materias primas y otras mercancías a Europa Occidental. Entre estos proyectos son destacables dos: la construcción de un segundo ramal del gaseoducto Yamal-Europa a través de Polonia y la construcción de un enorme centro logístico en Slavkov. En este último caso, Polonia podrá participar el transporte de containers de Asia a Europa y distribuir las mercancías transportadas por el transiberiano hasta los consumidores europeos.

2 comentarios:

Nurgle dijo...

No se, pienso que es un poco armar bronca por armarla, no creo que se pueda estar todo el dia tratando a Rusia en los foros internacionales (Parlamento Europeo, Consejo de Europa, OSCE etc) como si fuese una nacion apestada y la esencia de todo mal en Europa, para despues pillar esos enfados ante una celebracion regional aunque esa region sea Kaliningrado. De todas formas creo que mas vale una vez colorado que ciento morado y si quieren endurecer sus tratos con Rusia a la larga saldran perdiendo, no olvidemos que son 145 millones de potenciales consumidores, y los productos que esporta Rusia, por suerte o por desgracia en estos tiempos no les faltan compradores, asi que si no venden el gas o el petroleo en Europa lo venderan a China o a la India o a cualquier otro pais que pueda comprarlo.

Iñaki dijo...

Después de poner todas las pegas posibles para el tránsito de Kaliningrado al resto de Rusia ahora los polacos y lituanos no pueden pretender que no ha pasado nada. Y no ha sido hace decenas de años sino hace unos meses.