11 julio 2005

El libre mercado y otras historias

Publicado en gazeta.sng el 7 de julio de 2005

El primer ministro georgiano Zurab Nogaideli informó en el consejo de ministros que dentro de dos semanas Georgia recibirá una ayuda de los Estados Unidos de 200 millones de dólares dentro del programa “Millenium”. Parte de estos fondos serán utilizados para la reconstrucción del principal gasoducto de Georgia. El primer ministro no concretó que cantidad será utilizada para la reparación del gasoducto. Según informa la agencia RBK de fuentes gubernamentales georgianas los americanos planeaban utilizar este dinero para construir una central eléctrica que terminase con la dependencia energética de Rusia.
La empresa rusa Gazprom intentó en los últimos años hacerse cargo del gasoducto, pero los norteamericanos se manifestaron totalmente en contra de esta posibilidad. El 9-10 de mayo de 2005 el presidente Bush puso los puntos sobre las íes en esta cuestión. Recomendó a Georgia mantener en manos públicas el gasoducto como objeto estratégico, y utilizar para ello dinero norteamericano. Como resultado, según observan especialista georgianos, el país a quedado en una situación complicada, ya que ahora tiene que encontrar fondos propios para la construcción de una central hidroeléctrica. Según algunos datos, el Banco Mundial prometió al gobierno georgiano crear un grupo financiador para continuar la construcción de la central hidroeléctrica de Judoni, en el oeste de Georgia, que fue interrumpida por la presión de los ecologistas ya en los tiempos soviéticos. El proyecto se valora en unos 700 millones de dólares.

Es curioso que estos días el comité del senado USA para la asignación de fondos expresase su preocupación por el reforzamiento de Rusia en el espacio post-soviético y llamara al departamento de estado a "convocar una conferencia internacional para el avance de la democracia en la región".
"Una Rusia autoritaria es una amenaza creciente para los países de la región, que está en tránsito hacia la democracia. La oposición a esta amenaza debe ser una prioridad de los Estados Unidos", se subraya en la decisión del senado norteamericano. Según informa RIA Novosti, a la secretaría del senado ha llegado el presupuesto del departamento de estado para 2006, que será aprobado a final de semana. En el apartado para apoyo a la democracia y la igualdad ante la ley se especifica que, en opinión del comité, este programa es muy importante para países como Ucrania, Georgia y Kirguizistán."El Comité recalca que el éxito de la demacracia en estos países tendrá una significación crítica para el apoyo y crecimiento de la democracia en otros países como Bielorrusia.", se dice en el apartado justificatorio de esta partida presupuestaria.
"El comité recalca que para el apoyo a los programas de creaciñon de la democracia en el interior de Rusia se necesitan más recursos y llama a la administración norteamericana a ampliar las partidas presupuestarias para ello en los próximos años", - se dice en el documento. En él se hace también el encargo al Departamento de Estado y a la Agencia para el Desarrollo Internacional de la administración federal a "apoyar firme y públicamente los programas políticos en Rusia y Azerbaiyán".

En el presupuesto de 2006 del departamento de estado de "ayuda a los nuevos estados de la antigua Unión Soviética" para Rusia hay 85 millones para programas de apoyo a la democracia y reformas económicas.
La suma total asignada a programas de apoyo a la democracia, reformas económicas e igualdad ante la ley en países de la antigua URSS es de 565 millones de dólares.
De ellos 95 millones son para Ucrania, 75 para Armenia, 70.5 para Georgia, 38 para Azerbaiyán, 35 para Kirguizistán, 15 para Bielorrusia.

2 comentarios:

Nurgle dijo...

Y que opinan de esto los lideres de estos paises. Me imagino que se le habran puesto los pelos como escarpias a los dirigentes de la secretaria de defensa americana cunado escucharonlas declaraciones del recien elegido presidente de Kirguizistán cuando ha declarado que desea que los americanos desalojen la base aerea de Manas

Iñaki dijo...

A lo mejor en Washington deciden que ya no es demócrata y los millones de dólares se los dan a otro para que organice otra revolución floral.
De todas formas a mí siempre me pareció que lo de Kirguizistán se produjo cuando los organizadores (los de fuera) aún no tenían madura la situación, aún no estaba preparada, y luego se han intentado subir al carro.
La OSCE dice que las elecciones han sido democráticas. Je. No sé, hay que tener una ingenuidad que yo ya no tengo para pensar que una victoria del gobierno con el 88% de los votos (por más que al sr Mañueco le diera vergüenza decirlo, y hablase de "entre el 70 y el 88%) es limpia. Pero bueno, si la de Saakashvilli con el 98% fue limpia, esta es blanquísima.