10 enero 2006

Historia del problema del gas entre Rusia y Ucrania

A pesar de que la prensa española ha hablado abundantemente del reciente problema gasístico entre Ucrania y Rusia, no he visto en ninguna parte una narración de los antecedentes de este asunto, que define las relaciones entre ambos países desde 1991. Parece que todo ha empezado a finales de diciembre de 2005, y no es así. Para entender el asunto, y poder juzgar, hay que saber qué es lo que ha pasado anteriormente, y cómo se ha llegado a esta situación. Además hay que separar opinión de información, cosa que no hace nuestra prensa. Y dar todos los datos, no sólo los que sirven a la propaganda que queremos extender.
Aquí va una recapitulación, publicada por Ria-Novosti el 29-12-2005 en la que se explica la evolución del problema del gas entre ambas repúblicas desde su independencia de la URSS en 1991
Ucrania tiene una de las más importantes redes de gasoductos del Europa: 35200 kilómetros de tubería, más de 120 estaciones de compresión y 13 depósitos subterráneos de almacenamiento de gas.

Ucrania transporta por su territorio anualmente unos 120 mil millones de metros cúbicos de gas ruso, es el más importante transportista de Gazprom. El transporte a través de las redes ucranianas da a Rusia el 80% de los ingresos obtenidos por Rusia en su venta de combustibles. Rusia entrega a Ucrania en calidad de pago por el tránsito 30 mil millones de metros cúbicos de gas por un valor de 1500 millones de dólares, lo que equivale al 40% del presupuesto ucraniano.
La cuestión de la solución del problema de los pagos del gas es uno de los más complicados en las relaciones entre Rusia y Ucrania. En 1995 la deuda de Ucrania por el suministro de gas se reestructuró para el pago en 7 años, pero de hecho Ucrania dejó de pagar en 1997.
En enero de 1999 el representante de Gazprom R. Vyajirev envió un telegrama al gobierno ucraniano en el que le acusaba del impago de las deudas y de robo de gas. En ese momento, según la parte rusa, la retirada ilegal de gas por la parte ucraniana era de 150-200 millones de metros cúbicos diarios. Violando los acuerdos establecidos, Ucrania reexportaba este gas a países europeos.
Entre los años 1999 y 2005 se mantuvieron conversaciones entre ambas partes a nivel gubernamental. En julio de 1999 durante una visita a Ucrania del primer ministro ruso Serguei Stepashin las partes llegaron a un acuerdo según el cual la deuda se pagaría mediante la entrega a Rusia de productos agrícolas, a precios de mercado ruso y la realización de proyectos conjuntos en distintos sectores económicos. Ucrania aceptó la participación de empresas rusas en la privatización de parte del complejo energético a cambio de la cancelación de las deudas por gas y petróleo.
En enero de 2000 durante una visita de trabajo a Moscú, Yulia Timoshenko (por aquel entonces viceprimera ministra ucraniana) reconoció que la deuda de Ucrania con Gazprom esta de más de 2000 millones de dólares (en esa suma se incluían las deudas del estado, de las empresas que comerciaban con el gas y los multas por pagos fuera de plazo). Sin embargo en febrero Timoshenko dijo que el gobierno de Ucrania no iba a responder por las deudas de los organismos no gubernamentales, lo que suponía una reducción de la deuda a la tercera parte. También rechazó pagar la deuda a Gazprom con propiedades estatales.
El 1 de diciembre de 2000 en Minsk durante una cumbre de líderes de la CEI se alcanzó un acuerdo previo sobre la reestructuración de la deuda ucraniana ( a 10 años con un interés mínimo de mercado) y se definió el mecanismo de pago de las nuevas ventas de gas. El 7 de diciembre en Moscú los primeros ministros de Rusia y Ucrania Mijaíl Kasyanov y Victor Yuschenko firmaron el memorándum sobre la problemática del gas según los acuerdos obtenidos en la cumbre de Minsk.
El 4 de diciembre de 2001 los primeros ministros de Rusia y Ucrania, Mijaíl Kasyanov y Anatolii Kinaj firmaron en Kiev el acuerdo “sobre las medidas complementarias para el tránsito de gas ruso por el territorio ucraniano”, que preveía la reeestructuración de la deuda a 12 años a través del club de Parísm con un periodo inicial de 3 años a un 1% + Libor. Este sería un crédito corporativo que se formularía a través de Naftogaz Ukrainy y el estado no respondería por él. La suma de la deuda ucraniana por el gas ruso era de más de 1400 millones de dólares.
El 7 de octubre de 2002 en la cumbre de la CEI en Kishinev los jefes de estado de Rusia y Ucrania firmaron un acuerdo de colaboración estratégica de colaboración el sector del gas. Relacionado con este acuerdo, Gazprom y Naftogaz Ukrainy firmaron en Kiev los documentos complementarios para la fundación del consorcio común.
Gazprom, para quien en la actual coyuntura de precios no resulta rentable la venta de gas a Ucrania a precios privilegiados, dice que las condiciones concretas del transporte (tarifas, pecio del gas para Ucrania y formas de pago) deben definirse anualmente según las condiciones del protocolo de tránsito. Por su parte, Naftogaz Ukrainy considera queel acuerdo de compensación de pagos mutuos debe mantenerse hasta 2013 En marzo de 2005 Naftogaz Ukrainy propuso a Gazprom aumentar la tarifa de tránsito del gas a niveles europeos de 2-2,5 dólares cada mil metros cúbicos de gas a los 100 kilómetros. (Gazprom exportaba a un precio de 1,09 dólares). Gazprom aceptó y propuso pasar al sistema de pago del gas con dinero a precios europeos, según los cuales Ucrania debía pagar aproximadamente 160 dólares los mil metros cúbicos (en los últimos años pagaba 50). En respuesta la dirección de la compañía ucraniana dijo que la transición al pago por dinero debería ser estudiada más detalladamente. Gazprom reclamaba el paso a los precios de mercado desde el 1 de enero de 2006 a precio de 220-230 dólares los 1000 metros cúbicos. Según declaró el ministro de energía ucraniano Iván Plachkov, la parte ucraniana estaba dispuesta a pagar el primer trimestre de 2006 80 dólares con un precio por el transporte del gas ruso de 1,75 dólares. El 22 de diciembre el ministro de exteriores ucraniano Boris Tarasyuk acusó a Moscú de chantaje con el gas y amenazó con salirse de la CEI. El 27 de diciembre de 2005 el primer ministro ucraniano Yuri Yejanurov declaró que Ucrania tenía derecho a quedarse con el 15% del gas ruso transportado a través de Ucrania.
La parte rusa propuso establecer un acuerdo sobre el tránsito del gas para 2006, y resolver paulatinamente la cuestión del abastecimiento de gas a los consumidores ucranianos, a medida que el parlamento ucraniano aprobara las leyes para la transferencia y las condiciones de la concesión de las redes de transporte a un consorcio internacional.

1 comentario:

Antonio Lite dijo...

Aun siendo una información de fuente rusa (Ria Novosti) me parece muy objetiva y educadora sobre el asunto del gas entre Rusia y Ucrania.

Parece que estamos volviendo a los tiempos en que Rusia (la URSS) era el anticristo y el mal personificado.

En fin, no se si seguir leyendo sobre estos asuntos, porque me pongo un poco de los nervios ;)